en Santa Pola, Alicante

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Spanish Dutch English French
Home

Vecinos denuncian el ruido que genera un supermercado desde el año 2007

mas y mas, ensantapolaJ. A. M. El ruido es siempre una molestia para quien tiene que soportarlo a horas inadecuadas y a niveles desproporcionados. En esta situación se encuentran numerosos vecinos de Santa Pola que, según denuncian, desde el año 2007 soportan cómo los camiones que abastecen un supermercado de la calle León descargan a cualquier hora. Una situación que se agrava para los residentes que viven con el establecimiento debajo de sus inmuebles, según indicaron.

 

El Ayuntamiento reconoce que los niveles sonoros sobrepasan los límites establecidos e insta a la empresa a adoptar medidas correctoras

Uno de los afectados, Pablo José Codero, que también es el presidente de la comunidad de propietarios de la calle León 6, en cuyos bajos se encuentra la superficie comercial, explicó que "anteriormente a que se instalara el supermercado, ya había otro que no nos daba ningún problema". Sin embargo, apuntó el vecino, "desde el año 2007 cuando cambió el supermercado empezaron los problemas soportando ruido toda la mañana y hasta por las noches, ya que además del ruido de los camiones que traen la mercancía, soportamos el que hacen dentro del local, que no está bien insonorizado".

Fruto de su desesperación, los afectados han llegado a contratar a un perito que, tras realizar los estudios pertinentes, emitió un informe en el que se pone de relieve que los vecinos soportan un nivel de ruido por encima de lo permitido.

Como consecuencia de esta situación, los vecinos han presentado innumerables denuncias y han mantenido multitud de reuniones con representantes del Ayuntamiento de Santa Pola. Al final, después de tocar muchas puertas han conseguido algo; el pasado viernes recibieron una notificación del Ayuntamiento en la que se reconoce oficialmente que "los niveles sonoros transmitidos durante el funcionamiento de la actividad, por el montacargas y en las operaciones de descarga de los camiones frigoríficos, sobrepasan los límites establecidos por la normativa vigente". Así, y para satisfacción de los vecinos afectados de la zona, el Ayuntamiento ha dado un plazo de quince días al supermercado para que adopte las medidas correctoras necesarias que pongan fin a esta situación. Este diario ha tratado de ponerse en contacto con la dirección de la superficie comercial sin éxito.

Fuente:  http://www.diarioinformacion.com

Ruta: Home